El innovador programa de herramientas a batería de A los produktos

Innovación exclusiva.

FLEX introduce una nueva generación de herramientas a batería que, con su concepto de máquinas y baterías pensado hasta el último detalle, sienta estándares de rendimiento y calidad. Este sistema especial tiene una alta autonomía, incluso cuando se necesita una mayor potencia, por ejemplo debido a diámetros de atornillado o taladro de mayor tamaño.

El secreto para el excelente rendimiento de las herramientas FLEX a batería es una innovación incomparable. Las células de
la batería están recubiertas de un material refrigerante que reduce activamente la generación de calor. La tecnología «KEEP COOLTM» se caracteriza por contribuir a una mayor duración de la carga de la batería. Este innovador sistema de gestión de calor está controlado por un sistema de gestión electrónico integrado que, a través de un constante intercambio de datos, coordina el proceso de carga y descarga entre la batería, la herramienta y el cargador rápido. 


Tecnología KEEP COOLTM - Sistema refrigerador de batería innovador y de alto rendimiento.

Potente y bien pensado, con la aplicación de tecnología innovadora. 

A medida que la batería se va descargando (p.ej. al atorni- llar), el calentamiento de las células de la batería aumenta. Este es un proceso normal que especialmente en trabajos que someten la batería a mucha carga puede provocar una desconexión a modo de protección contra sobrecalenta- miento. La nueva tecnología de FLEX «KEEP COOLTM» permite retrasar este momento. 

Mediante el enfriamiento activo con el novedoso recubri- miento de las células no solo se consigue una mayor dura- ción de la carga de la batería, sino que también aumenta la vida útil de la misma. 

Esta técnica de refrigeración integrada consiste en una capa de células que cambia su estado de agregado y de este modo puede absorber el exceso de calor. 

La tecnología «KEEP COOLTM» evita un sobrecalentamiento de las baterías. De este modo, la batería puede aprovechar toda la potencia durante más tiempo. 

Células de batería de alto rendimiento.

Las nuevas células FLEX del alto rendi- miento aprovechan toda la capacidad de la batería, permitiendo de este modo una mayor duración de la carga.

Las baterías pueden dañarse si se cargan con demasiada fre- cuencia. Pierden su capacidad y, en consecuencia, su vida útil se reduce progresivamente. La tecnología «KEEP COOLTM» tam- bién reduce en este caso la pérdida de capacidad, aumentando la vida útil de las baterías. 

Motores de escobillas de alta potencia. Potentes y fiables

 

Los motores de escobillas de alta potencia y fiables cautivan con un alto suministro de potencia, una marcha estable y fiabilidad. Estos motores ha sido diseñados para cumplir especialmente los estrictos requisitos en las obras. Además se ha procurado que el cambio de carbón pueda realizarse de forma rápida y sencilla. 

Motores EC de alta potencia. Especialmente potentes y libres de mantenimiento.

 

Los motores EC sin escobillas de FLEX no requieren manteni- miento y alcanzan parámetros de potencia bastante mayores a los motores de escobillas. 

Tecnología «KEEP CONTROL». Sistema de gestión de batería inteligente.

¡Todo bajo control! 

El sistema de gestión de batería basado en la tecnología MCU (microcontrolador) controla la corriente, la tensión y la temperatura y regula el proceso de carga. Todas las fun- ciones de protección son programables y se adaptan a las funciones y aplicaciones del correspondiente aparato. 

¿Quién controla qué y por qué?

Durante el proceso de descarga (es decir, durante el tra- bajo), el sistema electrónico controla y mide en la batería la tensión de las células y la temperatura. Estos datos se transmiten a la herramienta. El sistema electrónico de la herramienta controla y mide la intensidad de la corriente. 

Durante el proceso de carga, el sistema electrónico de la batería controla y mide la tensión, temperatura e intensi- dad de corriente y regula, de este modo, los parámetros de carga. El sistema electrónico de la batería evalúa el estado de carga y decide el ciclo de carga y los parámetros que se aplicarán a continuación. Esta orden de llevar a cabo la carga se envía al cargador. El cargador sigue exactamente las órdenes de la batería. El resultado es una carga de la batería adaptada a la situación y que, por tanto, protege la batería. Esto contribuye a que la vida útil de la batería se prolongue considerablemente.